viernes, 10 de febrero de 2012

EL PUENTE DE LOS ÁNGELES






Desde la visión que tiene el ángel de bronce que corona el castillo de Sant´ Angelo en Roma, tiene el privilegio de ver cada uno de los otros ángeles que están a ambos lados del puente. Todos el de la cima y el del puente diseños de Bernini aunque otros fueron los autores materiales de los mismos. He pensado que como ya estamos llegando a esa fecha tan especial que se conmemora en todo el mundo el día de los enamorados y además Cupido (gran protagonista de ese día) es también un angelito con flechas de felicidad incluídas estaba bién dedicarle una entrada a este magnífico y bello puente romano y detenerme de nuevo como lo hice hace un año con la cámara en cada uno de ellos, sirva todo eso como obsequio de San Valentín para mi chica que es una fanática de todo lo que tenga que ver con los ángeles, incluso su chico es un ángel... a veces (dice), por cierto que ella y otro ángel me acompañaban durante el paseo ese día tan grís y frío...

Todos los ángeles llevan una inscripción en latín debajo de la gran peana cuadrada donde se instalaron estos ángeles. Todos (excepto dos) son originales colocados allí desde el año 1.669 que el Papa decidió que estos reemplazarían a los otros que estaban hechos de estuco por estos de marmol. Este de arriba es el angel que lleva la cruz (todos estos ángeles portan un artículo relacionado con la pasión) y fue realizado por Ercole Ferrata y debajo de este angel leemos la inscripción "cuyus principatus super humerum eius"

El puente era usado antiguamente en el tramo final de los numerosos peregrinos que tenían como meta Roma, concretamente a la basílica de San Pedro. Hoy día es totalmente peatonal. Otro de los ángeles es este de arriba que tiene en sus manos la lanza de la pasión. Es obra de Domenico Guides y en su parte posterior reza la frase "Vulnerasti cor meum".

Puente Aeliano ó Pons Aelius era como se conocía este puente cuya traducción sería Puente de Adriano, recordemos que el castillo de Sant Angelo era el mausoleo de Adriano, que fue precisamente el que lo mandó construir entre los años 134 y 140 de nuestra éra. Otro de los angeles de los diez que hay en el puente es el que sostiene la esponja que está al final de un largo palo, obra de Antonio Georgetti y en su inscripción leemos "Potaverunt me aceto".

Al Papa Clemente IX le gustaban tanto estos ángeles que se quedó con dos de ellos que precisamente fueron los dos que construyó directamente Bernini, este con la inscripción de INRI, es una copia ya que el original está en la iglesia de Sant´Andrea delle Frate también en Roma. Esta copia la realizó Giulio Cartari y debajo reza "Regnavit a ligno Deus".

Este otro angel que vemos arriba lleva en sus manos dos símbolos que son las ropas de Cristo y los dados. Obra de Pablo Naldini y su inscripción dice "Super vestimentum meum miserut sortem".

Este puente tiene cinco arcos de medio punto que son los que sujetan desde el fondo del río esta pasarela por donde a diario pasean cientos de turistas que visitan la ciudad eterna. Las vistas al río tiber son fabulosas al igual que la de los puentes cercanos por un lado Roma y por el otro el cercano Vaticano. Mientras quedamos absortos por esas bellas vistas y la panorámica tan sobresaliente del castillo tan cercano vamos viendo más y más angeles, en este caso uno que en una mano lleva los tres clavos y es obra de Girolamo Lucenti con la frase "Aspicient ad me quem confixerunt".

Y paseando paseando nos encontramos de nuevo con otra copia, ya que de nuevo el original está en una iglesia de Roma, y además fue Bernini en persona el que la hizo, así que esta es una copia realizada por Paul Naldini y podemos leer debajo del angel la inscripción "In aerumna mea dum configitur spina".

Este otro angel lleva uno de los elementos más controvertidos de la pasión ya que es algo que envuelve el tema en una especie de leyenda que nunca se ha podido confirmar si realmente la Verónica existió y con ella el velo donde se supone dejó la imagen del rostro de Jesús. Eso precisamente es lo que lleva entre las manos este angel, el velo de la Verónica. La obra fue realizada por Cosimo Fancelli y podemos leer en la inscripción "
Respice faciem Christi tui".
Como este puente conducía a los peregrinos hasta San Pedro del Vaticano durante un tiempo fue conocido como Puente de San Pedro. Otro de los ángeles soporta entre sus manos el peso de una columna, otro de los elementos de la pasión. Realizado por Antonio Beams se puede leer en el la frase "Tronus meus in columna".

Roma la ciudad eterna, tiene siempre en vilo al viajero ya que este le sobran propuestas para visitar y estar entretenido viendo maravillas. Roma esta ciudad famosa en todo el mundo, meta de muchas personas de lejanos paises que al fin un día llegan y la descubren. Famosas obras únicas y algunas tan desconocidas... Llegamos al décimo angel (de esta entrada) y por tanto al último de ellos. En nuestro caso es el que sostiene en sus manos las fustas que emplearon los soldados con toda su rabia. Este ángel realizado por Lazzaro Morelli tiene la inscripción de "In flagella paratus sum".


Un lugar donde siempre se quiere regresar, este puente que en mi primera visita a Roma tuve el placer de conocerlo a la luz de la luna y de las farolas que existen arriba, esta vez lo pude hacer de día y conseguir lo que no hice en mi primera visita, llevarme la imagen de todos sus ángeles a casa y el recuerdo de este puente que es uno de los más bellos que he tenido la oportunidad de recorrer. Ahora espero mi tercera visita y espero verlo igual, con ese fondo tan especial que es el castel de Sant´Angelo y nunca mejor dicho con todos los angelos que hay en este lugar. Feliz día de San Valentín y que Cupido os sea propicio con sus lanzas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario